Cómo recuperar refrigerante

By |

El hecho de recuperar refrigerante es remover el refrigerante de un sistema, en cualquier condición en el cual se encuentre, de modo que al final se almacene en un recipiente externo sin necesidad de realizarle pruebas o someterlo a cualquier proceso. Entonces, si lo que estabas buscando era una explicación detallada de cómo recuperar refrigerante, entonces aquí te lo mostramos:

En fase gaseosa

Por lo general, este es el procedimiento más lento debido a que el flujo de gas es menor en esta fase, por lo que se debe tener presente en el hecho de que las mangueras de conexión entre la máquina recuperadora, el sistema de refrigeración y el tanque recuperador, debe ser de la longitud más pequeña y del mismo modo con el diámetro interior. Esto tiene como objetivo aumentar el rendimiento del proceso.

El proceso funciona de la siguiente forma: el refrigerante, en fase de vapor, es aspirado por la máquina recuperadora y una vez que haya sido condensado, es enviado al tanque recuperador. El procedimiento luego de esto es automático.

En fase líquida

Gracias a que los compresores reciprocantes no trabajan con gas refrigerante en fase gaseosa, es completamente necesario que se evapore por completo y se extraiga antes de que llegue al compresor. El modo de evaporarlo es agregándole calor mediante prácticas seguras.

El refrigerante líquido puede ser recuperado de forma sencilla por técnicas de decantación, separación o push/pull. Esta última técnica se lleva a cabo utilizando vapor del cilindro de modo que empuje el refrigerante líquido fuera del sistema. Luego, se conecta una manguera desde el puerto de líquido de la unidad de donde se quiera extraer el refrigerante, a la válvula de líquido en el tanque recuperador.

Luego, se debe conectar otra manguera desde la válvula del vapor del tanque recuperador, de forma directa a la entrada de succión de la recuperadora y luego, por último, se debe conectar una última manguera desde la salida al puerto del equipo. Para esto necesitas una mirilla para saber si se recuperó el líquido, una manguera lista y luego, reconfigurar las mangueras para recuperar vapor. Esto último es para evitar que se forme un vacío en el sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *