Como recuperar ropa blanca

En este artículo encontrarás consejos que te ayudarán a como recuperar ropa blanca en buenas condiciones, o a devolver la blancura que las prendas tenían cuando las compraron.

Lo más importante es que no implican gastos, ya que se utilizan productos que en todo hogar existen y son fáciles de utilizar.

A continuación, se describen algunas opciones relacionadas con el cuidado de la ropa blanca:

Durante el lavado normal de la ropa blanca

La ropa recuperará su blancura si se añade al detergente que usa normalmente un puñado de sal y el jugo de dos limones. Además, se debe dejar secar la prenda al sol y los agentes blanqueadores naturales lograrán la eficacia esperada.

Prendas guardadas durante mucho tiempo

Generalmente cuando la ropa se guarda por mucho tiempo se vuelve amarilla. En estos casos no es recomendable utilizar lejía, ya que se deterioran los tejidos y peor aún, se pueden volver más amarillas.

Lo recomendable es sumergir las prendas en leche fría, dejarlas reposar varios minutos y luego lavarlas.

Prendas de lana

Las prendas de lana deben lavarse con detergente para prendas delicadas, en el enjuague se añaden tres cucharadas soperas de agua oxigenada en el agua. La prenda recuperará su blancura.

Blanquear camisas

Deben lavarse normalmente, con el detergente habitual.

En un recipiente agregas por cada litro de agua un vaso de agua oxigenada y unas gotas de amoníaco. Sumerges la prenda y la dejas un rato. Enjuágala con abundante agua y déjalas secar al sol.

Tejido manchado

Cuando se trata de manchas se debe frotar la mancha con un poco de agua oxigenada y luego lavar toda la prenda con un jabón neutro y enjuagar con agua fría.

Manchas por humedad

Cuando las manchas son de humedad se debe añadir al agua de lavado un chorrito de amoníaco.

Mezcla de colores en la lavadora

Las opciones en este caso son las siguientes:

  1. Cuando la prenda permite usar lejía, se sumerge en un litro de agua y tres cucharadas de lejía, y luego lavarla a 60°C.
  2. Cuando la prenda no permite el uso de lejía, pero si admite lavado a altas temperaturas: llena de agua un recipiente y añade una bola de papel de aluminio, luego pones el recipiente al fuego durante ocho minutos aproximadamente, introduces la prenda, apaga el fuego cuando vuelva a hervir y déjala hasta que se enfríe el agua.

No existe excusa para dejar de utilizar las prendas blancas que tanto nos gustan, la solución siempre está al alcance de la mano, en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *