Como recuperar el apetito

Uno de los mayores placeres de la vida es comer, ya que satisfacemos una de las necesidades primarias de todo ser humano, que es alimentarse, normalmente solemos comer 3 veces al día y agregando uno que otro refrigerio o merienda en el transcurso del día.

Pero todo va bien hasta el día en que repentinamente el apetito se va, y esto puede ser causado por muchas razones, aunque no todas son provocadas por un malestar perjudicial, en ocasiones has experimentado altas y bajas emocionales que también pueden influir directamente a la pérdida del apetito, en casos como la pérdida o partida de un ser querido, preocupaciones e incluso cuando te enamoras de un chico o chica.

Pero mucho ojo con ello, la falta de apetito debe tener un tratamiento pronto, debido a que mientras tu dejas de ingerir alimentos por periodos de tiempo anormales puede llevarte a sentir muchos síntomas, entre ellos un cansancio o simplemente sentirnos débiles, aunque no parezca tan importante esto puede provocar daños en tu cuerpo y traer consecuencias negativas, es por ello que debes tomar medidas que te ayuden a controlar esta situación; a continuación te daré unos consejos para que te enteres cómo recuperar el apetito.

Algunas causas que pueden influir en la pérdida de apetito son:

  • Anorexia
  • Anemia
  • Problemas en las vías urinarias como infecciones.
  • Desórdenes alimenticios
  • Estrés
  • Cansancio
  • Ingesta de bebidas embriagantes, tabaquismo y café.
  • Dolores en nuestra musculatura, cabeza y huesos.
  • Tratamientos medicinales.
  • Problemas intestinales.
  • Problemas emocionales como preocupaciones, episodios de ansiedad y depresión.

Como recuperar el apetito

La pérdida del apetito es un síntoma de que algo no va bien, jóvenes y adultos han pasado episodios en los cuales les llega el desgano y no tienen la más mínima intención de ingerir un bocado, en la adultez suele suceder debido a que nuestro cuerpo cambia y con ello también va necesitando una cantidad menor de calorías con relación a la energía que utilizamos durante el día comparado a un joven o u niño que gastan cantidades increíbles de energía y es por ello que su cuerpo demanda más calorías que un adulto.

Pero también en los jóvenes y niños sucede la pérdida del apetito, y esto puede ser provocado por la manera en cómo nos alimentamos, la educación alimenticia y una dieta balanceada son beneficiosas para nuestro organismo, no obstante, en esta etapa de nuestras vidas preferimos las golosinas y bebidas de cola antes que frutas y verduras, además nos tenemos una hora fija de comer, y comemos de manera desordenada, sin respetar los tiempos de comida.

Hipotálamo como regulador de apetito

Sabías que el hipotálamo es una pequeña parte de nuestro cerebro encargada de funciones importantes para mantenernos en condiciones óptimas, se encarga de promover comportamientos en nuestro organismo liberando hormonas que mantiene nuestro cuerpo con la temperatura adecuada para su funcionamiento; es esta pequeña parte de nuestro cerebro la que gestiona la sensación de hambre, sed, deseo sexual y agresión. Es una parte cerebral que se ubica en la parte inferior del mismo, pero de gran importancia para saber cómo recuperar el apetito.

Nuestro cerebro se comunica constantemente con todo el organismo, es por ello que cuando experimentamos circunstancias, como las mencionadas en el listado anterior, pueden confundirlo, por ejemplo, un momento de depresión, una enfermedad o un simple desorden alimenticio podrían provocar un episodio de inapetencia, aunque este no sea permanente, se pueden presentar síntomas como consecuencia de la no ingesta de alimentos, teniendo presente, que si esto perdura o supera la semana hay que buscar ayuda con nuestro médico de cabecera o sanatorio más cercano.

Come 5 tiempos en vez de 3

Aumentar el metabolismo de nuestro cuerpo funciona de maravilla, ya que al hacer más tiempos de comida nuestro cuerpo se prepara para ello y procede a acelerar el ciclo el proceso fisicoquímico de transformar los alimentos y distribuir cada componente de ellos convirtiéndolos en energía, separando los nutrientes y demás componentes que benefician y contribuyen al buen desarrollo de nuestro organismo.

Puedes lograr este proceso mediante la separación de tus tiempos de comida en 5, reduciendo la cantidad de alimento en cada uno de ellos, de una manera balanceada y adecuada, procura agregar frutas, verduras y legumbres. La forma más sencilla es hacer tus tres tiempos de comida, considerando que sean porciones más pequeñas, en los horarios acostumbrados, pero incluyendo entre cada uno de ellos una merienda o refrigerio, como siempre algo liviano, una fruta, una barra de granola, un vaso de yogurt, y de esta forma darás mayor agilidad a tu metabolismo.

A la fuerza nada sabe bien

Si experimentas un ciclo de inapetencia en estos momentos, y nada de lo que está a tu alcance te apetece, sal en busca de lo gusta, busca tu fruta favorita ¿una manzana, sandia, piña, uvas o bien una tasa de leche con cereal?, ¿qué tal un pie de manzana o una porción de gelatina? 0 simplemente un sándwich con el jamón que te gusta acompañado de tu queso favorito, ¿se te antoja uno de ellos no? Pero procura dejar de lado cualquier alimento sin nutrientes o poco beneficiosos para tu salud como la comida chatarra.

Ponle una pizca de sabor

¿Has pasado alguna vez por un restaurant y el olorcito de la comida te ha producido apetito? ¿Has pasado cerca de una parrillada y el olor de la carne te ha vuelto loco?

Seguramente tus respuestas han sido afirmativas, y es porque cuando tu cerebro detecta ese rico olor activa al hipotálamo y eso produce la sensación de hambre, quizás no tengas dinero suficiente para comer en un lugar así, pero puedes prepararte platillos deliciosos en casa con ayuda de sazonadores y condimentos, que te aseguro, podrán fin a la pérdida de apetito que tienes, úsalos correctamente y en cantidades favorables y tu paladar te lo agradecerá.

El uso de estos ingredientes en tus recetas no solo produce buen aroma y sabor, sino que, además activan tus glándulas salivales generando más saliva y aumentando la producción de ácidos gástricos en tu estomago para una mejor digestión. Pero la acidez o gastritis te molestan a menudo, lo mejor es que los uses con medida o los evites por completo, debido a que pueden agravar el daño o la condición que padeces.

El café, alcohol y tabaquismo no son buenos aliados

Para que logres una mejora pronta de tu condición, hay ciertas cosas que debes evitar consumir, ya que tu apetito se ve afectado directamente, las bebidas con mucho azúcar, el cigarrillo, el café y el alcohol no suman nada positivo a tu organismo, es más, producen que tu apetito desaparezca y esto no es conveniente si lo que buscas es salir de esa condición.

Cuida tu alimentación

El comer bien es algo que todo medico nutricionista recomienda, y no es por nada, pero ellos son los expertos en materia y tratan de ayudarnos a llevar una vida más saludable, mantén una dieta balanceada e incluye a tus comidas alimentos que contengan vitaminas y minerales necesarios para la buena salud; además se vale sumar a tu consumo vitaminas bebibles o inyectadas de laboratorios reconocidos y respaldados por tu médico.

Si agregas estos alimentos a tu dieta diaria notaras una disminución en la falta de apetito y lograras un cambio de esta condición si lo que lo produce es la falta de estos. Incrementa el consumo de la vitamina A que la encuentras en alimentos como huevo, cereales integrales, pescado, legumbres, carne, un par de lácteos y frutos de color rojo y naranja.

El potasio es un buen componente que debes agregar a tus comidas, en su mayoría lo puedes encontrar en los vegetales, frutas como la pera, papaya, banano y naranja, además de las legumbres y la deliciosa fruta deshidratada.

No todo es frutas y verduras en esta dieta, también puedes agregar chocolate negro, a base de cacao para que no solo te endulces los dedos sino también la vida y puedas recuperar pronto el apetito, el chocolate es fuente de zinc que también puedes encontrar en el arroz y los deliciosos mariscos.

Si eres de los que se deleitan con el consumo de snacks te tengo una buena sugerencia, ya que las semillas de almendra, las nueces y las semillas de girasol te irán muy bien para agregar magnesio a tu dieta.

La falta de apetito es una condición pasajera, por lo tanto, no debería superar la semana después que ha iniciado, contrario a ello lo recomendable es buscar ayuda y practicarse los correspondientes exámenes médicos para descartar cualquier posibilidad de que te encuentres en una situación de enfermedad relacionada al listado mencionado anteriormente; cuidar tu dieta, es cuidar tu salud recuerda agregar actividades físicas para evitar el sedentarismo y así tener una vida más saludable, solo tenemos un cuerpo que Dios nos regaló, dale el mejor mantenimiento posible y veras buenos resultados.

tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *