Cómo recuperar el olfato

Muchas veces el sentido del olfato pasa desapercibido, sin embargo, todo cambia cuando se presenta una complicación que hace que lo valoremos más. Pueden ser varias las razones por las que una persona se vea afectada en su sentido del olfato, ya sea que el reconocimiento de olores está siendo interrumpido o porque el sistema respiratorio no desempeña bien su función. Por eso, a continuación, te damos la herramienta informativa para devolverle la importante función de respirar como se debe a tu sistema respiratorio.

Cómo recuperar el olfato

Existen varios motivos por los que se le da origen a la pérdida del olfato, la más común es por la sinusitis, que consiste en la inflamación de los senos paranasales; debido a que esa complicación compromete directamente al sistema respiratorio, puede dejar secuelas en el proceso lo que dificulta la actividad respiratoria que se tiene normalmente.

Por otra parte existen otros motivos más circunstanciales por los que se asocia la pérdida del olfato, por ejemplo, la frecuencia en la que se respira el aire contaminado de químicos o humo, una infección, reacciones alérgicas o como consecuencia de una enfermedad. Sea como fuere, la pérdida del olfato puede afectar al sentido del gusto, ya que están conectados.

Pasar por la dificultad de distinguir olores o la dificultad para respirar, puede ser una gran oportunidad para experimentar la importancia del olfato y de esa manera, aprender a cómo recuperar el olfato para que, cada vez que pase, sepa cómo manejar la situación sin dejarse llevar por la aflicción que conlleva esa consecuencia, ya que ese problema no será para siempre.

Afortunadamente, existen maneras tanto empíricas como técnicas para devolverle el funcionamiento normal a la nariz, por eso, nos parece muy importante que te informes acerca de cómo recuperar el olfato para liberarse por completo de cualquier complicación que se sufra debido a una infección, enfermedad o alergia.

El modo técnico para tratar de recuperar el olfato por causas de inflamación o infección, pueden tratarse con antibióticos debidamente recetadas por el médico del caso y con terapias respiratorias si es necesario.

Las formas empíricas tratan más bien con remedios naturales, porque todos saben los beneficios que brindan la naturaleza y más cuando se trata de enfermedades. Sea cual fuere el caso, los remedios naturales son una solución muy efectiva para este tipo de problemas. El remedio utilizado, actuará de forma lenta o rápida, según sea el caso, pero al final se obtienen resultados muy favorables para la persona afectada.

El ajo ofrece muchos beneficios para el cuerpo debido a sus poderosos componentes. Se debe picar 2 dientes de ajo para introducirlos en una olla con el contenido de una taza con agua, cuando hierva, espera 10 minutos más, retira del fuego y deja que se enfríe un poco para tomar la solución a una temperatura que puedas soportar. Bébelo 3 veces al día hasta que sientas el resultado.

El limón es otra de las bondades que regala la naturaleza con propiedades increíbles para la curación y tratamiento de muchas enfermedades. Prepara una limonada con agua tibia y agrega 2 cucharadas de miel, hazlo por lo menos 2 veces al día.

Debes ser paciente para exigir resultados, ya que el proceso puede ser lento pero a la larga es muy efectivo. Confía en las herramientas que te brinda la naturaleza, además de actuar muy bien, es una manera muy económica y práctica para que trates cualquier complicación leve.

Cómo recuperar olfato

Lastimosamente, para otros, la pérdida del olfato no se debe a una infección o a razones ambientales sino por el envejecimiento, lo cual es muy normal ya que a cierta edad, los sentidos empiezan a fallar debido al deterioro que sufren con los años, para ellos no existe más que hacer aunque sí pueden intentarlo con algún remedio pero sería como “explotar” de cierta manera al organismo ya que si el olfato no da para más, no existe otra solución que aceptar la situación y continuar.

Para los que aún tienen la posibilidad de aprender cómo recuperar el olfato, hay varios métodos, los naturales y los técnicos o médicos. El primero consiste el estimular el funcionamiento de las fosas nasales para equilibrar su actividad y posteriormente, recuperar el sentido olfativo. El método médico es someterse bajo un tratamiento recetado por un especialista en el área que sugiera lo mejor para tu sistema respiratorio, ya que no todas las personas funcionan de la misma manera, por ello, puede ser que sugiera una terapia, dosis de antibióticos o a lo mejor, practicar una serie de ejercicios que motiven al olfato.

Hay otros remedios que permiten recuperar el olfato pero se debe ser constante ya que la recuperación es proporcional al tratamiento que se aplica.

Por ejemplo, si la pérdida del olfato se debe a una congestión leve, hierve agua e inhala el vapor, de preferencia con hojas de eucalipto, menta o canela para estimular las fosas nasales.

Mezclar un vaso con agua, una cucharada de vinagre de manzana y un cuarto de bicarbonato de sodio en un recipiente y beberlo dos veces al día. A pesar de que esta solución no tenga un sabor tan agradable, estimula el funcionamiento del sistema respiratorio.

Por último, es indispensable no dejar pasar el consumo abundante del líquido vital: el agua. Su consumo puede parecer inofensivo e insignificante pero una vez que el cuerpo perciba una correcta hidratación, la recuperación será más acelerada. El cuerpo funciona en conjunto, por ello, una vez que se hidrate considerablemente, se percibirá el cambio y el funcionamiento del olfato será más favorable.

Una vez que te recuperes, toma en cuenta cuidarte más. No te expongas innecesariamente a ambientes muy contaminados, evita la exposición del humo excesivo. Lleva siempre contigo un pañuelo para evitar respirar el aire contaminado y estar expuesto a cualquier virus. Tampoco olvides no dejar de tomar agua, mantenerte hidratado tendrá a tu cuerpo y a tus defensas más fuertes ante cualquier amenaza.

 Tu salud es muy importante. Cuídate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *