Cómo recuperar hueso

By |

Cuando nacemos, nuestros huesos son muy delicados; pero van fortificándose a medida que crecemos. Sin embargo, llega un momento en que mientras se va ganando años, los huesos del cuerpo humano se van haciendo más delicados ante golpes y caídas.

Es por ello que resulta muy importante poder alimentarnos de forma equilibrada, prefiriendo consumir alimentos que ayuden a recuperar hueso; para hacer más fácil y rápida la regeneración y soldadura de cualquier tipo de fisura o fractura que pudiese ocurrir.

Cabe destacar que una fractura de ósea nace cuando el estrés o un impacto separa un hueso. Existen fracturas en las que el hueso se rompe a lo largo, que se les llama fractura completa; mientras que las fracturas incompletas so n aquellas donde el hueso solo se agrieta pero no se separa. Nuestro cuerpo trabaja incansablemente una vez esto sucede para generar células óseas nuevas y reparar este quiebre.

Es por ello que un consumo apropiado de proteína, calcio, antioxidantes, aminoácidos, vitaminas C, D, y K contribuye a recuperar hueso y reparar las fisuras; así como proporciona cierto grado de protección y reducción de riesgo ante futuras fracturas.

Cómo recuperar hueso con una buena alimentación

Ya se mencionó con anterioridad la importancia de las vitaminas y minerales para la correcta recuperación de los huesos. Aquí va una lista de los nutrientes esenciales para recuperar hueso y en qué alimentos se pueden encontrar.

  • El calcio. Puede hallarse en leche y derivados lácteos. Si bien estos alimentos son abundantes en calcio, estudios han verificado que éste no es muy asimilable por nuestro cuerpo una vez llegados a la etapa adulta. Asimismo, se encuentra en frutos secos crudos y sin sal, como almendras, avellanas, nueces, castañas; grosella negra; higos; coco; ajo; cebolla; manzana; pera; mango; plátano y aguacate.
  • El magnesio. Fácil de encontrar en alimentos como: avena, lechuga, espárragos, trigo integral, calabaza, patata, melocotón, guisantes, lentejas, ciruelas y frutos secos como las avellanas y nueces.
  • El potasio. Por su parte, podemos hallar potasio en ciertas legumbres como los garbanzos, guisantes, judías; en las ciruelas secas, albaricoques, plátano y aguacate.
  • El silicio. Se encuentra presente en hierbas como la cola de caballo, brotes de alfalfa., puerros; aguacate, arroz integral, avena integral, cebolla, remolacha; y el queso. Asimismo, existe el silicio orgánico líquido. Este es un suplemento que reforma el hueso y otorga flexibilidad y movimiento a las articulaciones.
  • La Vitamina D. El cuerpo produce esta vitamina de forma natural al exponer la piel directamente al sol; por ello se recomienda tomar sol a diario durante las primeras horas de la mañana o al atardecer. Se aconseja el consumo de huevos y pescados grasos, como las sardinas, arenques, salmón, atún; o dado caso, tomar suplementos de esta vitamina.
  • Los ácidos Omega 3. Se incluyen en alimentos como los pescados azules; huevos; mantequilla; frutos secos crudos sin sal y semillas de lino.
  • Las proteínas. Por ultimo pero no menos importante, se tienen las proteínas; que no solo vienen de la carne, pescado y huevos. Una fuente importante de proteína está presente en las legumbres, la alfalfa germinada, el aguacate, los frutos secos crudos sin sal y la espirulina.

Si bien no existe tal cosa como una fórmula mágica para recuperar hueso, puedes empezar desde ahora a cuidar mucho tu salud osea para así no lamentarte el día de mañana de no haber intentado recuperar hueso antes de una fisura o fractura. De cualquier modo, deberías consultar un especialista si sientes que sufres de riesgo de enfermedad ósea o tienes dolor en algún hueso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *