Cómo recuperar la keratina natural del cabello

By |

Todos hablan de los beneficios que los tratamientos de keratina traen para el cabello. Muchos afirman que lo alisa, otros que lo hidratan, otros que le da brillo. Lo cierto es que existe mucha desinformación en cuanto a lo que la keratina realmente es.

La keratina es uno de los compuestos principales del cabello humano; y se encuentra presente mayormente en la cutícula del mismo. Su propósito no es más que el de proteger el interior del cabello; por lo que es imprescindible conocer cómo recuperar la keratina natural del cabello.

En ocasiones, esta proteína se daña, debido a la tipología propia del cabello; ocurriendo una desgaste de la misma debido al uso de tintes, aplicado de permanentes, tratamientos químicos, plancha, el sol, cloro, el aire, o hasta enfermedades y falta de nutrientes en el cuerpo.

Es por todos estos motivos que en los salones de belleza, suelen aplicar la técnica de la keratina por motivos cosméticos o de salud capilar. Estos tratamientos tienen como propósito rehidratar el cabello, que el poro del cabello se selle y se vea más sano, más y su brillo aumente. Asimismo, promete aplacar el frizz mediante la reparación e hidratación de la parte más interna del cabello, recuperando la proteína natural.

No obstante, más allá de los tratamientos químicos para recuperar keratina, existen otros métodos para recuperar la keratina natural del cabello.

Cómo recuperar la keratina natural del cabello

Cabe destacar que la keratina no solo es el componente principal del cabello sino de la piel, las uñas y el esmalte de los dientes. Para recuperarla, debemos entender que esta proteína está formada por aminoácidos; por lo que, dependiendo de ellos, será más rígida o flexible. En el caso del cabello la queratina es flexible mientras que la de las uñas es rígida.

El principal método para recuperar la keratina natural del cabello es mediante el consumo de alimentos que produzcan keratina.

  1. Mantenga una dieta abundante en proteínas. Las proteínas suministran los aminoácidos precisos para los queratinocitos, que son quienes producen queratina. Debes incluir carnes magras, pescado, yogur y productos lácteos bajos en grasa en tu dieta para inducir a tu cuerpo a producir los aminoácidos esenciales que aumentan la elaboración de keratina.
  2. Ingiera alimentos con alto valor en hierro. El hierro ayuda a la sangre a trasladar oxígeno a los folículos pilosos; y también a los tejidos que se benefician de hierro. La proteína animal abastece de hierro, que es fácilmente absorbido por el cuerpo. Asegúrate de incluir en tu dieta el pollo, pato, pavo, huevos, cerdo, carne magra, camarones, y cordero. En lo que a vegetales concierne, aquellos que tienen mayor contenido de hierro incluyen frijoles, guisantes de ojo negro, soja y lentejas.
  3. Consuma alimentos ricos en vitamina C. La vitamina C contirbuye en la absorción de hierro proveniente de vegetales; por lo que el consumo de alimentos con vitamina C debe venir de la mano con el de proteínas a base de vegetales. Los alimentos ricos en vitamina C incluyen brócoli, col, coles de bruselas, pimientos, guayaba, papaya, pomelo, naranja, piña, fresa y limón.
  4. Aumente la ingesta de vitamina B. Las vitaminas provenientes del complejo B promueven la producción de glóbulos rojos; los cuales transportan nutrientes y oxígeno al cuero cabelludo y los folículos pilosos en crecimiento. Entre los alimentos ricos en vitamina B-6 y B-12 están el salmón, la trucha, los mariscos, las papas blancas con cáscara, plátanos, lentejas, garbanzos, cereales, granos enteros, carne magra, pechuga de pollo y lomo de cerdo. Por otro lado, los alimentos con ácido fólico incluyen avena, cereales integrales, espinacas, remolachas, nabos, brócoli, quimbombó, guisantes y la soja.
  5. Aumente el consumo de alimentos con zinc. Entre estos están las ostras, el cangrejo, el filete de cerdo, pavo, ternera, pollo, mantequilla de maní, germen de trigo y garbanzos. El cinc facilita elcrecimiento del cabello y los tejidos y ayuda en la reparación y el mantenimiento de las glándulas sebáceas que rodean los folículos pilosos.

Esos son todos los consejos para recuperar keratina natural del cabello. Cabe destacar que no podrás ver resultados inmediatos. La recuperación de la keratina natural es cuestión más de un estilo de vida que de un tratamiento propiamente dicho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *