Cómo recuperar suavidad toallas

By |

Las toallas, como cualquier otro tipo de tejidos, suele desgastarse luego de un tiempo y perder su contextura original. Mientras que algunas telas se vuelven más flexibles, otras más delgadas, las toallas tienden es a perder la suavidad; y quedan por lo regular con una sensación acartonada o áspera.

Existen algunos métodos para recuperar suavidad toallas mediante el uso de productos domésticos de uso prácticamente cotidiano; así como también cuidar mucho de la forma en que se realiza el lavado y secado de las toallas.

Consejos para recuperar suavidad toallas

  1. No siempre los suavizantes químicos son la solución. O al menos, no usándolos de la forma en que acostumbramos. Se dice que los compuestos de los suavizantes forman una especie de capa invisible que impide a la tela absorber el agua de la forma adecuada. Sin embargo, otros consejos aseguran que debes remojar la toalla en agua caliente mezclada con suavizante antes del lavado convencional para obtener resultados más suaves. Probablemente, todo dependa de lo que le funcione a tus tejidos. ¡Prueba y coméntanos!
  2. Remoja en vinagre y limón antes de lavar en lavadora. Prelava tus toallas con agua fría mezclada con un chorro de limón y un chorro de vinagre. Las propiedades de ambos aseguran unas toallas sumamente suaves. Enjuaga y lava como normalmente lo harías.
  3. Amoniaco y vinagre en el ciclo de lavado. El primer compuesto imposibilita la cohesión tan fuerte del detergente hacia los tejidos; mientras que el vinagre ablanda la tela.
  4. Evita exceso de detergente. El uso excesivo de detergente no garantiza una mejor limpieza. Usa la cantidad recomendada tanto de jabón para lavar como suavizante, si lo deseas utilizar. A veces, menos es más.
  5. Haz cargas ligeras de ropa en la lavadora. Evita meter tanta ropa y diferentes tipos de tejidos junto a tus toallas en el tambor de la lavadora. La fricción de las toallas entre ellas y con otros tejidos las endurece.
  6. Regula la secadora, nunca uses la máxima temperatura. Si secas la toalla en secadora, algo muy recomendado es meter las toallas junto a una bola de secado, o bien una pelota de tenis. Sus compuestos suavizan tus toallas y frenan el roce entre los tejidos.

Por desgracia, no existe una fórmula mágica que deje nuestras toallas como nuevas; sin embargo, poniendo en práctica al menos uno de estos consejos de forma regular, seguramente ayudará a recuperar suavidad toallas, eventualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *