Cómo recuperarse de una infidelidad

By |

En el amor existen altas y bajas, y el sentimiento se compone básicamente de confianza, dicha, paz y plenitud, lo cual a su vez, se compone de dos almas unidas para llevar a cabo una bonita relación. Sin embargo, por muy bello que pueda resultar todo, en muchas ocasiones las personas no están preparadas para algo formal y tienden a aburrirse, lo cual da por terminada la relación, o da paso a la infidelidad.

Siempre que una de las dos personas se aburra, y llegue otra a calentar su oreja, la infidelidad es prácticamente segura. Sin embargo, no dan por terminada la relación por diferentes razones: costumbre, miedo al abandono, miedo a la equivocación o simplemente por el gusto de tener un cuerpo al cual abrazar si con el/la amante no funciona.

Pese a esto, la mayoría de las veces en que una persona es infiel, se nota a simple vista, por muy bueno que sea crea mintiendo, lo que lleva a que la víctima se de cuenta de forma casi inmediata. Está de más decir lo que sucede una vez que esto pasa, pero no está de más decir que es difícil.

Las personas enamoradas sufren el doble cuando algo como esto pasa y la depresión y las inseguridades, tanto físicas como emocionales, no tardan nada en aparecer. Lamentablemente, y muy a pesar de que el psicólogo es una excelente recomendación, no siempre es la mejor manera de tratar este tipo de sentimientos, ya que el dolor no se irá contando los problemas una vez a la semana. Ayuda, pero no lo remedia.

Sin embargo, no es imposible superar una infidelidad, y es que aún no hemos conocido a nadie que se haya muerto de amor, ni siquiera en las películas, por lo que no debes desesperarte. Hacerte una rutina es lo primordial, hacer cosas distintas, llorar todo lo que sientas que debes hacerlo y luego avanzar, a tu ritmo, sin apuros.

Es importante no alejarse de los amigos ya que ellos son los primeros capaces de levantarte el ánimo. Sal, tomar un café no es hacer como que no te dolió, es liberar el estrés y el dolor de una forma sana.

¿Borracheras?, descártalas. Te curan al momento, mientras las buscas, pero luego cuando ya estás lejos de este mundo, es cuando peor lo pasas. Que no lo recuerdes al día siguiente es otro cuento. Así que veamos, repasemos:

  • Llora. Esto es primordial, nadie dijo que sería fácil ni que con el tronar de los dedos te recuperarás. Es normal, e importante, sacar el dolor.
  • ¡Pero no puedes durar toda la vida llorando! Sal de casa, respira profundo y camina.
  • Haz ejercicios. Esto te ayudará a elevar tu autoestima y sacar la inseguridad de tu cuerpo.
  • No dejes de salir y conocer gente nueva.

Y lo más importante: ¡no te culpes! Si te han sido infiel, no ha sido tu culpa. Las relaciones están hechas de dos personas y cuando algo va mal, la comunicación es la única solución.

tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *